Fundamentos

“Te Ayudaré A Mejorar tu Visión De Manera Natural!”

Cuando estudiaba en la Universidad, me hablaron de unos ejercicios oculares que mejoraban la flexibilidad de los músculos que intervienen en la visión y que a partir de esta circunstancia, la misma mejora notablemente.

Sin embargo, me extrañaba el hecho que de ese tema no se hablara cuando estudiábamos lo que debíamos prescribir… La verdad se me hacía raro…

Por fortuna para mí, mi carrera tomó un giro hace unos años, luego de estudiar una terapia de visión asombrosa creada originalmente en 1880 por el Dr. William H. Bates, un oftalmólogo de Nueva York que pensaba que si los huesos rotos podían sellarse ¿por qué no podría mejorarse la visión afectada?

El discurso del Dr. Bates afirmaba que el uso de gafas dificulta la visión del paciente. Luego informó que, mediante un conjunto de ejercicios de relajación ocular, los defectos de la visión y la vista debilitada podían ser curados.

Su postura en contra de la tradicional comunidad óptica llevó al Dr. Bates a abandonar su práctica en 1891. A partir de entonces, confirmó sus hallazgos demostrando a quienes tenían problemas de visión que podían volver a ver sin la ayuda de gafas correctivas.

Como podría decirse, he seguido los pasos del Dr. Bates en mi propia carrera profesional. Pero el Doctor no sólo influenció mi decisión de comenzar mi propio instituto de corrección visual, sino que también pasé 5 años perfeccionando su estudio.

Hoy he creado un sistema que te mostrará cómo recuperar su visión de manera natural.

Mi experiencia ha sido no menos que maravillosa al observar como muchos pacientes mejoran su vista y dejan de usar sus molestos anteojos, a partir de realizar los ejercicios que les prescribo.

Lo interesante es que no importa si has estado usando gafas desde el preescolar. Si no estás completamente ciego, el método del Dr. Bates puede funcionar para Tí.

De hecho, el método Bates se aplica a todos los problemas visuales, incluyendo:

  • Corto de vista (Miopía)
  • Ojo perezoso (Amobilopía)
  • Ojo desviado (Estrabismo)
  • Degeneración muscular
  • Tensión ocular
  • Dislexia
  • Astigmatismo
  • Hiperopía (No ver de lejos)
  • Presbiopía (Vista de ancianidad)
  • Cataratas
  • Glaucoma
  • Dolores de cabeza tensionales
  • Sensibilidad leve
  • Poca visión nocturna
  • Y más…

No sólo te enseñaré cómo usar el método Bates, también verás que he desarrollado su versión original mejorando el concepto hacia un método innovador mucho más avanzado para ayudarte a obtener una visión más aguda y nítida en sólo pocas semanas.

Básicamente, el ojo es un órgano. Tal y como cualquier otro órgano, el ojo puede fortalecerse con ejercicios. Cuando el ojo se vuelve más fuerte, la visión mejora al punto de poder tranquilamente tirar a la basura las gafas o los lentes de contacto, de manera permanente.

Así que no te lo pienses más y adquiere estas técnicas, en el siguiente capítulo “Mi libro” te hago una oferta que no podrás rechazar.